PRINCIPALES LESIONES EN CICLISMO Y SU RELACIÓN CON EL AJUSTE DE LA BICICLETA

Por Lorenzo Palmero Martínez de Live4cycling

tienda de bicis el ejido

En esta entrada (1,2) vamos a explicar las principales lesiones que suelen producirse en el ciclismo, con idea de profundizar en la explicación, prevención y tratamiento de algunas desde el punto de vista biomecánico. De forma general, podrían clasificarse en en dos categorías: lesiones por sobreuso, donde el ajuste de la bicicleta tiene un papel fundamental; y lesiones por traumatismos al caer de la bicicleta como abrasiones en la piel y fracturas de clavícula por nombrar las más comunes.

1. LESIONES POR SOBREUSO

El ciclismo es una actividad donde la biomecánica de la bicicleta en relación con la posición y cómo el ciclista va en ella tienen un considerable vínculo con el potencial lesivo de la práctica. Hay un gran número de tejidos vulnerables (articulaciones, tendones, músculos, nervios, vasos sanguíneos) que aumentan la probabilidad de lesión. Los factores que pueden tener relación con el potencial lesivo se pueden dividir en categorías:

  • Posición de la bicicleta: altura del sillín, retroceso, altura (drop) y ‘reach’ del manillar, ajuste general de la bicicleta.
  • Elección del equipamiento y material: pedales, zapatillas y calas; bielas, sillín, diseño del cuadro,…
  • Interface entre pedal y pie: posición del pie (adelante, lateralización, angulación), uso de alzas o cuñas, y mecánica del pie.
  • Actividad ciclista en concreto.
  • Factores intrínsecos e individuales del deportista.

A continuación se detallan las principales lesiones por sobreuso. Para prevenirlas y tratarlas habría que hacer una valoración muy exhaustiva y específica de la persona para poder ir al origen del problema y prevenir o ‘reparar’ la estructura dañada y/o alterada, así como ajustar la bicicleta a sus características.

tienda de bicicletas en almeria

1.1. Lesiones en miembros inferiores

Las lesiones más típicas en miembros inferiores son el dolor de rodilla inespecífico y el síndrome de la cintilla iliotibial. La rodilla es una articulación compleja, viniendo el origen del dolor de rodilla de forma general por la unión patelofemoral (unión entre la patela y el fémur) y en relación con las estructuras de los tejidos blandos. Su origen suele tener bastante relación con el retroceso y altura del sillín, y el interface entre el pedal y el pie no adecuado.

1.2. Lesiones de los tendones de miembros inferiores (tendinosis)

Las tendinosis más comunes son la aquílea, patelar y del bíceps femoral, pudiendo provocar en un futuro una tendinopatía. Los factores pueden ser varios, pero estos tienen gran relación con la posición cala-pie y altura del sillín.

1.3. Lesiones de los nervios de miembros inferiores

La compresión de los nervios por debajo del pie son usuales en ciclistas de largas distancias; menos comunes las compresiones de nervios en nalgas y más raras en nervios de miembros inferiores, aunque pueden darse. La más común es la compresión del nervio digital plantar, pudiendo solventarse con una correcta elección de zapatilla y un adecuado ajuste del interface pie- pedal.

1.4. Lesiones musculares de miembros inferiores

Suelen darse en los principales músculos que ejecutan el gesto del pedaleo: glúteo mayor y cuádriceps; así mismo, los más comunes son: el dolor muscular en los glúteos, y dolor muscular en los cuádriceps. Un mal ajuste general de la bicicleta puede llevar a que ciertos músculos trabajen más de lo esperado y sufran sobrecargas o ligeras molestias.

1.5. Lesiones vasculares de miembros inferiores

La arteria ilíaca es el principal recurso que suministra sangre para el trabajo de los músculos de las piernas, y si se ve afectada comprometerá el rendimiento. La posición sobre la bicicleta con cierto grado de flexión en la cadera y aumentando en mayor medida cuando el pie está en el punto más alto en el pedaleo, combinado con factores intrínsecos del deportista.

1.6. Lesiones por el sillín

Hay cierto número de lesiones provocadas por el contacto del sillín con el área perineal, pudiendo provocarse daños en la piel y tejidos blandos, infecciones, daños en nervios y vasos sanguíneos y problemas uretrales. Luego habría que diferenciar entre las ocurridas en hombres y mujeres, desde infecciones, problemas uretrales, una posible disfunción eréctil o hinchazón/variaciones anatómicas de los labios mayores y/o menores. La elección del sillín, posición (inclinación, adelanto y altura) junto con el drop (diferencia del altura entre sillín- manillar),… pueden ser factores determinantes.

1.7. Lesiones de los nervios en miembros superiores

Los más comunes son producidos por efectos de compresión en estructuras de la mano, como la lesión del nervio cubital y lesión del nervio mediano, con síntomas de alteración en la sensibilidad de la piel o debilidad. La correcta elección del manillar, manetas, frenos, guantes, etc además del buen posicionamiento de estos unido a la posición general de la bicicleta juegan un papel crucial.

1.8. Dolor bajo de espalda

El dolor bajo de espalda es muy frecuente entre ciclistas. Suele ocurrir como consecuencia de una postura sostenida y tiene un componente de factores intrínsecos del ciclista y muscular importante, por lo que el trabajo del core y compensatorio será relevante para evitarlo; aunque el ajuste general de la bicicleta, destacando la altura de sillín, drop y ‘reach’ como factores determinantes para ello.

CONCLUSIONES

– Es importante recordar que el cuerpo funciona como un sistema complejo en el cuál todo está relacionado por lo que, aunque se ha intentado simplificar en la entrada las lesiones, su origen y la relación con el ajuste, todo el estudio debe ir mucho más allá entendiendo bien la anatomía del ciclista para poder interrelacionar conceptos y poner solución a los problemas.

– Si se compara ciclismo con la mayoría de deportes, tiene una tasa de lesiones mucho menor. – Las lesiones por sobreuso tienden a ser las más comunes, por lo que deben ser cuidadosamente diagnosticadas y tratadas, tanto en términos de ajuste de bicicleta como de

prácticas de tratamiento de médico y de rehabilitación.
Para evitar y prevenir en la mayor medida posible las lesiones, póngase en manos de un

profesional, teniendo en cuenta un correcto ajuste biomecánico y de la carga de entrenamiento; así como en el proceso de readaptación si ya ha tenido alguna.