Las suspensiones son clave en una bici de montaña ,  además son uno de los componentes más complejos y caros de nuestra bici.

Una suspensión sin un correcto mantenimiento no es nada, requiere de un cuidado y puesta a punto para que su rendimiento sea del 100% y así pueda alargarse su vida útil.

Las labores de mantenimiento por parte del usuario recomendadas serían una revisión visual tras cada salida para comprobar que no hay problemas en los diales, daños externos en las barras, en retenes, una correcta limpieza de barras y comprobación de presiones.

A partir de ahí el servicio de mantenimiento seria recomendable que se haga por un taller especializado.

Los  plazos para realizar los servicios  van a depender del fabricante, del tipo de modalidad que se practique (XC…DH), temperatura, lluvia, barro, polvo….

Estas condiciones y el tiempo de uso son lo que realmente afectan al buen funcionamiento de las suspensiones.

Teniendo en cuenta todo, nuestro consejo es que se haga cada 125 horas de uso ó 1 año, lo que antes se produzca.

Las operaciones a realizar de mantenimiento a partir de este intervalo seria:

  • Desmontar las botellas para una completa limpieza interna.
  • Reemplazar retenes, guardapolvos y aceite. 
  • Revisión de circuitos  hidráulicos y cámaras de aire.

El mantenimiento de tus suspensiones es una inversión y no un gasto.

Y RECUERDA… NUNCA LIMPIES CON AGUA A PRESION.